Bizcochitos de manteca para el mate

Está llegando la tarde, y con ella, la pregunta de siempre: con qué vas a acompañar los mates? Cerrá los ojos, imaginate unos bizcochitos caseros recién salidos del horno con su irresistible olorcito a manteca. Agarrás uno, está tibio, lo mordés y se desarma en tu boca. Empezás a masticar y tenés la suerte de enganchar un granito de sal que hace estallar tus papilas gustativas, mmmm. Cebás el primer mate y sale con espuma. Que bien que suena, no?

Frená tu impulso de rajar a la panadería y seguí leyendo que te podemos ayudar a lograrlo.

Hace unos años, en una de esas vueltas locas, andábamos por España con abstinencia de sabores nuestros (si anduviste afuera un tiempo, nos entenderás). Charlando con una amiga argentina (de familia panadera) que vive por allá, nos invitó a su casa a tomar unos mates y nos hizo bizcochitos de manteca caseros: Un viaje de Ida. Los hizo tan rápido y quedaron tan buenos, que de ahí en más empezamos a hacerlos en casa.

Podemos decir que esta receta es un poquito más “sana” que hacerlos con grasa y es más probable que tengas manteca en tu heladera, más que grasa.

Ingredientes

(Rinde unos 40-50 bizcochitos)

  • 2 tazas de harina 0000 (250 grs)
  • 1 manteca chica entera (100 grs manteca)
  • ½ taza de agua tibia (100 cc)
  • 1 cucharadita colmada de sal (10 grs – mejor si es sal marina)
  • 10 grs levadura fresca (1/2 cubito) ó 1 cucharadita de levadura seca/instantánea. Si no tenés levadura podés usar harina leudante en vez de común.
  • 1 cucharadita al ras de azúcar

Paso a Paso:

  1. Poné el agua tibia en un vaso y agregale el azúcar, la levadura y déjalo 10 mins semi tapado en un lugar templado para que active.
  2. En un bowl forma una corona con la harina dejando un hueco en el centro. Agregá la sal alrededor.
  3. En el hueco incorporá la manteca pomada y mezclala con un poco de la harina, procurando no desarmar la montañita. Sumale la levadura activada y empezá a mezclarla poco a poco con toda la harina, intentando que la sal se integre a la masa lo más al final posible (para no “matar” la levadura)
  4. Mezclá bien hasta tener una masa pareja y homogénea. Importante: no amases demasiado para no activar el gluten del trigo, sino vas a tener más pancitos esponjosos que bizcochitos que se desgranan (Gracias Nora por el dato!)
  5. Reservá la masa en una bolsita o bowl tapado en la heladera por unos 15/20 mins (si hay apuro, pasá nomás al paso siguiente sin esperar)

Preparación:

  1. Una vez descansada la masa, prendé el horno a fuego medio/fuerte y que vaya precalentando. Mientras, estirá la masa a un grosor de ½ cm, cortá circulitos y pinchalos con un tenedor. Una vez lista la primer tanda, enmantecá una fuente y horneá por 15 mins aprox hasta que doren, mientras tanto seguí cortando los próximos que vas a meter.

Una vez horneados, dejalos enfriar (vale comerse unos calentitos igual!), poné una pava y a disfrutar de los mates con bizcochitos de manteca caseros!

Review Overview
5.00
Overall Score
Una delicia

También te puede interesar

Deja un comentario